• Gustavo Estrada

La cara oculta del maltrato animal


Cuando pensamos en maltrato en perros pensamos en una persona que desde su frustración propina patadas al perro o lo golpea con sus manos. Imaginamos a un perro con un collar de ahorque que se desmaya de la presión puesta sobre el cuello. Visualizamos escenarios llenos de dolor, sangre y violencia.


Sin embargo, este tipo de maltrato es sólo una parte de un universo de maltrato animal. Muchas otras manifestaciones del maltrato parecen no serlo, porque no cursan con dolor, sangre y violencia.


Sin embargo, al buscar una definición de maltrato animal nos encontramos con una diversidad de definiciones, podemos extraer de ellas algunas clave para entenderlo:

- Es una acción u omisión por parte del humano.

- Produce sufrimiento o daño.


Definir "sufrimiento" o "daño" es indispensable para lograr una definición operacional que evite interpretaciones a conveniencia, sin embargo, no es una tarea que se haya hecho dentro del mundo canino y que pareciera estar lejos de lograrse. Es fácil identificar el sufrimiento o el daño cuando se encuentra en ciertos extremos, sin embargo, muchas veces es difícil identificarlo en otros escenarios. Veamos un ejemplo:


  1. "Un perro tiene comida a libre disposición y se encuentra 15 kilos por encima de su peso esperado, motivo al sobrepeso tiene problemas en las articulaciones y dificultad para respirar". Creo que con un porcentaje algo de acuerdo, muchos de nosotros consideraríamos esto maltrato.

  2. "Un perro, para evitar el sobrepeso, mantiene una alimentación en un horario restringido con porciones restringidas. El perro mantiene el peso ideal, pero entre comida y comida se la pasa con hambre". Empezamos a entrar a la zona gris, en donde algunos podrían considerar que es correcto alimentar así al perro, pero otros considerarán que tener al perro con sensación de hambre 12 horas al día es maltrato.

Es sumamente difícil lograr acuerdo en lo que es maltrato cuando nos ubicamos en escenarios como el anteriormente descrito. Esta es la la cara oculta del maltrato, en donde se dividirán las aguas y algunos estarán de acuerdo y otros no. No es función de esta publicación elijas un bando u otro, sino que abras la mente a un pensamiento crítico.


Se considera maltrato:

Suministrarles alimentos que contengan sustancias que puedan causarle enfermedades o daño a los órganos. Podríamos suponer que hay acuerdo en que si alguien, en vez de agua, le da de tomar a su perro Coca Cola regular, lo consideraríamos maltrato por el daño que haría el azúcar y el ácido fosfórico en los perros.


Sin embargo, ¿Qué ocurre con aquellos perros que son alimentados con pienso/croqueta/pellet de supermercado?. Conociendo que están hechos a base de sub-productos de animales, contienen una alta carga de carbohidratos y un número elevado de preservantes. ¿Consideraríamos maltrato si un perro come Sabrokan en vez de comer Taste of the Wild?.


Descuido de su salud. Del mismo modo podríamos encontrar un alto porcentaje de acuerdo de maltrato si conocemos a un perro que tiene un tumor en la cara con 6 meses de evolución y que el dueño no lo ha llevado al veterinario.


Ahora, ¿la falta de vacunación anual sería considerada maltrato?, no llevarlo a controles médicos anuales, así esté el perro sano ¿configuraría también maltrato?


Es posible encontrar varios proponentes que sugieran que efectivamente es maltrato dar una comida de menor calidad o no llevar el perro a control y tener sus vacunas al día.


Esto nos pone de frente un gran número de interrogantes que conviene responder, no desde un punto de vista, sino intentando abordar la mayor cantidad de variables posibles dentro de la educación canina.


Algunos ejercicios para ampliar la mente, léelos y deja tu comentario debajo.


Un perro no sale a pasear, no realiza una caminata con correa con el dueño, estos poseen una parcela grande y el perro corretea allí durante el día. ¿Es maltrato no pasearlo?. ¿Te parece que sí?. Que pasaría si te digo que ese perro tiene fobia a los exteriores y salir con correa lo estresa sobre manera de modo que se orina y defeca encima?.


El perro de la vecina es un Boyero de Berna de 55 kilogramos, ella tiene 72 años, se mantiene bastante activa para la edad y sale a pasear con su perro. Para evitar un posible tironeo ante algún distractor y una lesión en la dueña, un adiestrador le recomendó el uso de un prong collar. El perro pasea sin tirar y la dueña disfruta de los paseos. ¿Cómo lo verías?.


El poodle de Lucía es bastante regalón, ella lo lleva a bañar 2 veces por semana, le pone perfume y constantemente le está lavando las patas cuando regresan de paseo para que no ensucie la casa. Esta actitud de cuidado, basada en el más incuestionable amor al perro, ¿es maltrato?.


Se hace necesario ampliar la definición de maltrato, no podemos quedarnos con las definiciones conceptuales ya famosas en internet, es necesario darse el trabajo de desarrollar una definición operacional que permita, sin dudas, poner los límites en lo que es maltrato y lo que no. (Para entender las diferencias entre definición conceptual y operacional haz click aquí).

95 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo